síganos por correo electrónico.

miércoles, 5 de octubre de 2011

MENSAJE DEL MAESTRO EL MORYA













El Maestro Ascendido El Morya
David C. Lewis
17 de Enero de 2005 6:30 – 6:50 AM
Livingston, Montana

Amados Hijos e Hijas del Amor:

Hemos venido a iniciar una nueva luz y un foco en la Tierra a través de vuestro corazón; porque sólo a través de los corazones unidos en amoroso servicio, muchos vais a poder cumplir la plenitud de nuestra misión y la vuestra. Vosotros tuvisteis toda la visión de esta misión cuando Madre y Mark estaban con vosotros, porque a través de sus corazones unidos a los nuestros ellos llevaron el moméntum por vosotros de nuestro fuego; y de este modo recibisteis instrucciones específicas para hacer la labor. Desde que vuestra Madre se retiró, muchos simplemente no han tenido la misma intensidad para buscar la misión, y algunos han perdido completamente el camino. Y por eso, venimos de nuevo a hacer nuestro trabajo a través de otro mensajero que es uno de vosotros.
Amados, sacrificarse por una causa es la necesidad de la hora. Sí, podéis obtener vuestra ascensión a través de vuestros esfuerzos individuales, pero ¿tenéis toda la dicha de servir en una comunidad de corazones unidos? Por eso, nosotros vamos a construir de nuevo una comunidad de corazones, porque muchos nunca han perdido esta visión y por lo tanto desean recibir la instrucción de nuevo. Sin embargo, esta comunidad no se puede lograr simplemente reuniéndose y tratando humanamente de volver a construir una unión de corazones. Ésta debe contener en su núcleo el fuego del amor de los maestros ascendidos mediante una dispensación otorgada desde arriba.
Por eso Lanelo y yo nos hemos ofrecido a vosotros de nuevo; y venimos a poner los cimientos para construir con las cenizas mismas de lo que fue The Summit Lighthouse, vuestra anterior comunidad, la cual no ha cumplido toda la misión debido al embaucamiento de algunos quienes, por temor y la falta del desarrollo de su corazón, no pueden cargar el peso de la luz para lograr juntos lo que nosotros quisimos alcanzar.
Ya es hora de volver a reunirosse para decretar, meditar, platicar y re-examinar por qué vinisteis a Montana. Moverse aquí fue una tarea monumental para muchos, y os habéis beneficiado de muchas formas—empezando nuevas relaciones, casándoos y formando familias y negocios y anclando una gran luz en esta área. Sin embargo, nosotros deseamos ver una gran luz brillando en la montaña, un faro y un centro donde miles y millones puedan venir a conocernos y ser parte de este movimiento, el que eventualmente cubrirá la Tierra.
Algunos de vosotros tendréis que moveros a otras localidades para poder anclar esta luz en áreas clave para protegerlas de ciertos cambios terrestres. La mayoría va a permanecer aquí en Montana, pues habéis echado profundas raíces y simplemente no podéis moveros en esta etapa de vuestra vida. No importa donde estéis, en vuestro Centro de Corazones seréis uno con nosotros, y eso es lo que pedimos.
Queridos, yo me muevo rápida y eficientemente, y aquellos que deseen ayudarnos deben reunirse inmediatamente para planear, para trabajar y estudiar la mejor manera de crear una estructura y el medio para hacer el trabajo que se presente. Invitad a aquellos que puedan ayudaros, decretad al Gran Director Divino y a mí y trabajad rápidamente para construir, amados.
Yo estaré con vosotros cuando me invitéis, y os daré instrucciones específicas cuando lo hagáis. Hasta entonces, os sello en el amor, en el fuego y en la santidad del propósito.

Yo soy El Morya.

© Derecho de autor 2005 The Hearts Center™

Todos los mensajes enviados por The Hearts Center™ tienen derecho de autor, pero se pueden imprimir y compartir discretamente con amigos de la luz por todo el mundo. Se permite citar extractos cortos de estos mensajes, siempre y cuando le den crédito al autor.